El Blog

Calendario

     Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Manos que ayudan

Por famcruvar - 10 de Junio, 2008, 8:59, Categoría: Servicio humanitario

La iglesia es increiblemente grande en cuanto a recursos humanitarios,en mi barrio en Alcala de henares llevamos varios años ayudando a los refugiados del Sahara con ropa ,comida ,etc...

El programa que se lleva a cabo se llama manos que ayudan programa internacional de la iglesia , como dije mi capitulo empieza en manos que ayudan en el sahara con los  acontecimientos del año 2005 y gracias al articulo de Jose Ferrer comenzamos con el reconocimiento de esta labor a traves del mundo.

El director de Hidráulica del Gobierno Saharaui, el cual mencionó el honor de trabajar con la Iglesia de los “mormones”, me llevó por todos los enclaves acuíferos, me explicó los sistemas de potabilización, y cuestiones técnicas y también hizo algunas solicitudes que luego detallaré, junto con otras posibles actuaciones.

POSIBILIDADES DE AYUDA

 

         El Director de Hidráulica, solicitó piezas de repuesto para la bomba que se va a instalar y formación para sus técnicos a articular de alguna forma.Plantas potabilizadoras del agua, la prioridad de este pueblo es el agua, debemos recordar que están en pleno desierto, y se puede estar algunos días sin comer, pero no sin beber. Aumentar el caudal y la potabilidad del agua es fundamental para éste pueblo.Ayuda para la creación de vertederos a 7 Km de los poblados dónde poder trasladar y tratar la basura.En las escuelas falta todo tipo de material didáctico, papel, lápices, colores, material escolar, etc.... Las escuelas están, en general en franco deterioro, en algunas peligra la integridad de los niños.No hay medicinas, mi pequeño botiquín que llevaba para mis necesidades particulares lo compartí con ellos. Hay muchas enfermedades producidas por falta de calcio, los médicos y las autoridades saharauis estimaron en gran medida la aportación de leche en polvo que hizo la Iglesia en su día, la necesidad sigue siendo perentoria.